8 tips para tener una excelente comunicación en el trabajo

 

La comunicación se puede definir como un intercambio de información, una transferencia de ideas, o el transporte de creencias y sentimientos. Independientemente de la definición específica elegida, la más generalizada es la primera: Una forma de intercambio de información.

Cuando este intercambio se realiza en el lugar de trabajo, la definición se vuelve aún más específica porque el contexto explícito para la comunicación ha sido establecido. La comunicación en el lugar de trabajo usualmente tendrá el entorno laboral como telón de fondo para el intercambio, independientemente del contenido individual. Las reglas, roles y costumbres de comunicación dependen del contexto profesional.

Lo ideal es que cualquier individuo pueda participar de una charla agradable en la oficina o sitio de trabajo con sus colegas y clientes, manteniendo siempre una buena relación con todos. Para que esto ocurra necesitas estar abierto y receptivo pues, usualmente, las personas nos dan pistas que nos indican lo que necesitamos decir o hacer para poder conectarnos con ellas. Si queremos que esta conexión se presente habitualmente, existen algunas normas de interacción social que son de mucha utilidad:

1.Reconoce la presencia de los demás. Di siempre “Hola”, o saluda con la cabeza a cualquiera que se cruce contigo. Es aún mejor si tú inicias el saludo.Nunca pases al lado de alguien sin sonreír o reconocer su presencia. En la comunicación no hay cabida para la mala educación, y ciertamente no te lleva a ninguna parte.

2.Inicia la conversación.Habla con quien esté cerca de ti en cualquier momento. No esperes que otros hablen primero. La mejor manera de iniciar una conversación es preguntar a la otra persona acerca de su vida.

3.Mantén la conversación.Encuentra un punto común con la otra persona y habla sobre ello: “¿Vives en la zona sur de la ciudad? Yo fui al colegio en esa zona”.Observa y escucha a esa persona con atención. Concéntrate en todos los detalles y elimina los juicios.

4.Sintonía.Se refiere al acto de reconocer las pistas no verbales de la otra persona, así como su estado emocional general. Se basa en la empatía que es la habilidad para percibir internamente los sentimientos de la otra persona.Permite que tu cuerpo y tu cara demuestren interés. El comportamiento no verbal sincronizado, como hacer lo que otro está haciendo (cruzar las piernas, mover las manos), o inclinarse y sonreír, facilita el intercambio de emociones y te permite interpretar mejor los sentimientos de los demás.Para crear relaciones eficaces, es imprescindible que demuestres un interés genuino y el deseo de conectarte con la persona.

5.Sincronización,Es reconocer a la otra persona antes de desviar la conversación hacia una dirección diferente. La mejor manera de hacerlo es resumiendo en una o dos frases lo que piensas acerca de lo que esa persona ha dicho, así sabrá que le has escuchado y estará dispuesta a cambiar de tema y discutir la situación que tú propones.

6.Incorpórate a la conversación adecuadamenteEsperar el momento oportuno es clave en las interacciones sociales. No interrumpas nunca a otra persona para incorporarte a la conversación. Las personas resienten las imposiciones y, con frecuencia, ignorarán lo que digas. Primero escucha durante unos minutos y usa tu lenguaje no verbal para sincronizarte y conectarte –la postura del cuerpo, un movimiento de cabeza, la mirada, una sonrisa-. Usualmente alguien te verá, reconociendo tu presencia y te abrirá un espacio, involucrándote en la conversación.

7.Contagia a los demás con tu estado de ánimo.Si deseas que los demás adopten tu estado de ánimo, o el tipo de sentimiento que deseas, necesitas demostrar primero empatía y sincronizar con ellos.

8.La auto-apertura también es útil, ya que si revelas tus propias ideas y sentimientos, estarás abriendo el camino para que los demás reconozcan tu perspectiva particular, aunque no la compartan.Los líderes saben que, en ocasiones, necesitan compartir sus propias ideas y sentimientos, antes de pedir a los demás que lo hagan. Cuando mantienes una actitud abierta, los demás están dispuestos a colaborar y a dejarse persuadir.

Quieres conseguir excelentes relaciones en tu Trabajo

Share This Post
Dejar un Comentario

EnglishSpanish
0